La ONU proyecta colocar chips de identificación para todos los humanos

Un chip es un circuito integrado que puede ser utilizado en el tejido subcutáneo con diversos fines que van, desde el control policial o sanitario, hasta el ajuste de terapias para determinados pacientes...


La tecnología se va abriendo camino en el campo de la biointegración tecnológica de elementos extraños, electrónicos u ópticos, que guardan u ofrecen información sobre nosotros. Pero, ¿dónde están las barreras legales o éticas? Los microchips son aproximadamente del tamaño de un grano de arroz y se basan en una tecnología pasiva, NWO, una gran revolución tecnológica que podrá suponer también muchos adelantos en el campo de la medicina, en el desarrollo del consumo pero sobre todo un control sobre los ciudadanos.

Protección de menores


¿Permitiría que los microchips sean implantados quirúrgicamente en sus hijos si eso los mantiene más seguros? Esto ya se está haciendo a las mascotas de forma generalizada, y un chocante NBC News informe local empezó a promover la idea de que si es bueno para nuestras mascotas, entonces deberíamos estar haciendo a nuestros hijos también. El informe incluso pone ante un dilema a los padres: "¿Qué estaría dispuesto a hacer para mantener a sus hijos seguros?" Por supuesto, la mayoría de los padres quieren mantener a sus hijos seguros, y un microchip permitiría a las autoridades rastrearlos en caso de perderse o de secuestro.



La protección de nuestros hijos es el primer eslabón para conseguir implantar este chips entre los humanos, añadiendo que la tecnología nos está llevando también por ese camino, ¿Usted se imagina llevar todos los datos encima en una solo grano de arroz implantado en el brazo? : para abrir la puerta del auto, para entrar en internet, para ir a hacer gestiones al banco, para hacer nuestra visita anual al dentista?. 

Por supuesto, si el microchip generalizado de la población comienza a ocurrir, al principio será probablemente puramente voluntario. Pero una vez que la población comience a adoptar la idea, será muy fácil para el gobierno hacerla obligatoria. Probablemente esto sea habitual para el año 2030 ya que la ONU está interesada que cada persona del mundo tenga integrado un sistema de identificación biométrica: un chip a través del cual almacenará en su base de datos la información de cada ser humano. Este nuevo programa es un modelo para el 'Nuevo Orden Mundial', y si penetran en los sub-proyectos para estas nuevas metas globales, encontrará algunas cosas muy alarmantes”, según The Economic Collapse.


Sin carteras, bolsos o monederos


La ONU ha implementado este proyecto entre los refugiados que llegaron a Europa, este sistema recoge datos faciales, del iris, huellas digitales, entre otros datos biométricos que forman la única documentación oficial para los refugiados. La información se enviará a una base de datos central en Ginebra, permitiendo que se les pueda dar un seguimiento eficaz.

Y estas nuevas tarjetas de identificación biométrica no serán sólo para los refugiados. De acuerdo con un informe de FindBiometrics, las autoridades esperan que esta tecnología les permita alcanzar la meta de tener este tipo de identificación en las manos de cada hombre, mujer y niño en el planeta para el año 2030. En fin, que en pocos años el FBI será capaz de identificar y monitorear a cualquier persona que camine por la calle. Para ser atendido en un hospital deberás llevar el chip implantado con el que se te identificará y verán tu seguro social y tu historial médico.

El año pasado se celebró en Nueva York una "reunión secreta" que involucró a más de cien ejecutivos de algunas de las mayores instituciones financieras de los EE.UU. Durante esta reunión secreta, una empresa conocida como "Chain" (Cadena) quien dio a conocer una tecnología que transforma los dólares estadounidenses en activos digitales puros. En la reunión había representantes de Nasdaq, Citigroup, Visa, Fidelity, Fiserv y Pfizer. Esta tecnología revolucionaria está destinada a cambiar completamente la forma en que usamos el dinero, y representaría un paso importante hacia una sociedad sin dinero en efectivo. En la actualidad, más de 400 millones de transacciones sin efectivo se llevan a cabo en todo el mundo cada año, y ese número está creciendo muy rápidamente. 

Todos estos hipotéticos avances serían simple y llanamente una forma integral de control de masas. No sólo nuestros datos, también nuestra vida propiamente en manos de estamentos con fines desconocidos, puesto que no sería dificil controlar un chip implantado a control remoto.

¿Qué pasaría si alguien se niega a este nuevo sistema de 'identificación legal'?, sin duda quedaría descalificado socialmente: para ocupar un puesto de trabajo, obtener una nueva cuenta bancaria, solicitar una tarjeta de crédito, calificar para una hipoteca, inscribir a sus hijos en la escuela, recibir cualquier forma de pago del gobierno... en resumidas cuentas para hacer vida en sociedad.